Carta cerrada a Anil:

Para usted la vida es eso que pasa entre que se nace y se muere. Y actúa como si ya estuviera muerto, y sí, aunque se olvide de ello, algún día usted morirá. Es algo inevitable.

Muchos estudios de neurocientíficos o psicólogos analizan las experiencias cercanas a la muerte (ECM), y es muy probable que esa película que pase por su mente el día que esté cercano a su muerte sea terrorífica. Porque su papel como actor oculta sus traumas internos. No engaña a nadie evadiendo sus problemas con vicios mundanos varios. Al revés, nos muestra su debilidad mental.

Es triste ser rico estadísticamente y numéricamente respecto a su patrimonio y tan pobre en la vida.

Sería tan sencillo rebatir sus palabras desde un punto de vista técnico, en relación a datos objetivos, respecto a gestión empresarial y más concretamente en el sector futbolístico, que a pesar de poder ofrecer múltiples datos no merece usted la pena, y sólo se puede sentir lástima y desdén ante su pobre existencia.

Por ello, y puesto que imagino que estas líneas no le van a llegar, sí quiero recordaros a todos que hay que vivir. Y, como supongo que muchos de los que leen este mensaje son Valencianistas a los que el Valencia CF nos llena parte de nuestras vidas, pues sintámonos orgullosos de pelear por él. Cada uno desde aquello que pueda aportar, buscando accionistas que se sumen al proyecto de Libertad VCF, sumando socios que trabajen y hagan viable exigir un Valencia CF democrático.

Son cosas que parecen pequeñas, pero que algún día si tenemos una ECM y podemos contarla, la película, al menos en ese aspecto, nos habrá dejado buen sabor de boca porque no habremos estado muertos en vida como el tal Anil.

AUTOR: DAVID NÚÑEZ.

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *