Pasa el tiempo…las horas, los días, las semanas, los meses. La situación empeora por momentos. Humillaciones, faltas de respeto, desprecio constante. DOLOR. El despotismo se ha apoderado de nuestro club, nuestro Valencia CF está secuestrado. El desapego y el alejamiento de una afición hacia esos colores a los que ama profundamente crece cada día…porque solo quedan eso, los colores…porque la dignidad, la identidad y los valores que nos enamoraron se han ido perdiendo por el camino. Valencia CF, no te reconozco. Pero ¿sabes qué? Que en el fondo creo que tú piensas lo mismo de nosotros…no nos reconoces. Porque nos pides ayuda a gritos cada día y tu afición no responde. Porque la inacción se ha apoderado de nosotros y es eso lo que te está matando. Porque tú te estás ahogando y buscas una mano al otro lado a la que cogerte…pero no la encuentras. Y yo no lo entiendo…y me desespero.

Pero no pierdo la esperanza. Estoy convencida de que ese sentimiento tan grande llamado valencianismo despertará furioso en cada uno de nosotros para decir ¡basta ya! y dar un paso al frente en defensa del club de nuestro corazón. ¡SÍ! Hay que dar un paso al frente y es ¡urgente! Y hay que darlo como ya se dio en su día cuándo nos llamaron a comprar acciones y lo hicimos porque sentimos la necesidad de hacerlo para salvar a nuestro club. Porque cada acción que tenemos en nuestro poder es una pequeña parte del VCF que nos pertenece… es nuestro pequeño tesoro y hay que ponerlo en valor. Y porque la unión de todas esas pequeñas partes forma un TODO enooooorme, con la fuerza y el poder suficientes para combatir a cualquier Meriton de turno que se nos ponga por delante. En aquellos entonces compramos acciones y ahora es momento de AGRUPAR.

Si recibes la llamada de Libertad VCF, escúchala. Si te llega la información de Libertad VCF, transmítela. Agrupa y ayuda a agrupar. Es urgente alcanzar el 5% de las acciones y me atormenta pensar que las armas más potentes para enfrentar a nuestro enemigo están en el cajón de mis hermanos valencianistas… y no las utilizan…y no las sacan.

Valencianistas, despertemos de una vez. Demostremos que somos la afición más digna que la grandeza de nuestro club puede llegar a tener jamás.

Reflexionemos y rememoremos todos los maravillosos momentos que hemos vivido al lado de nuestro escudo. El por qué somos valencianistas, lo son nuestros hijos y lo serán nuestros nietos. Lo que significa el VCF en nuestras vidas. Lo que “mueven” esos colores en nuestro corazón. El amor incondicional hacia ese tremendo sentimiento que nos hace palpitar, temblar, reír, sentir, llorar…

Por todo ello, defendamos nuestros colores con uñas y dientes. Si te duele lo que ves, ¡muévete! Avanza, colabora, ayuda, aporta. Todos sumamos en esta batalla. ¡TODOS! Seamos conscientes de la necesidad de pasar a la acción de una manera firme, unánime y urgente.

Porque el VCF se está muriendo delante de nuestros ojos.

Porque el futuro de nuestro club está en nuestras manos.

Porque de cada uno de nosotros depende la salvación de nuestro escudo.

Porque el Valencia C.F. es de sus aficionados.

Y porque, como dice la canción, “quizá para mañana sea tarde”.

¡AMUNT VALENCIA! JAMÁS TE DEJAREMOS CAER

#LimGoHome

#HaciaEl5PorCiento

AUTORA: PILAR AVILÉS

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *