Libertad VCF quiere posicionarse en frontal oposición a las últimas decisiones que ha tomado, respecto al aficionado, el consejo de administración del Valencia C.F.


Nos posicionamos en contra de que se mantengan precios de abono de épocas en que este equipo jugaba competiciones europeas. O, por ser aún más rigurosos, precios de abono de cuando este equipo tenía una planificación deportiva. En época de crisis económica suben el precio del abono en un claro ataque a los socios del Valencia C.F., por mucho que estos gestores intenten ocultarlo ayudándose de las rebajas que producen los descuentos del abono 2019 o la reducción de partidos por la crisis sanitaria COVID-19.
También nos posicionamos en contra de esas vejaciones al aficionado que están realizando día tras día, con cualquier excusa. Atacan al aficionado cuando deciden eliminar la posibilidad de pagar en plazos el abono o cuando el único medio de pago que ofrecen es la domiciliación en un único plazo. Nos ponemos en la piel de las familias valencianistas que pagan tres, cuatro o cinco abonos haciendo un esfuerzo económico y necesitan planificar sus pagos.
También el precio de la entrada al legendario Trofeu Taronja este año vuelve a ser un lugar donde Anil Murthy, donde Peter Lim, encuentran campo propicio para atentar contra los aficionados. Con la falacia de que premian al abonado frente al aficionado, la realidad es que el precio para el abonado es similar al que otros años ha tenido que pagar el no abonado por acceder al trofeo. Si bien es cierto que el precio para no abonados es similar al de un partido oficial de Champions League. Una auténtica indecencia. Otra más.


La realidad que subyace tras todas estas medidas es que los sátrapas que ocupan los despachos directivos desprecian al aficionado valencianista y atacan constantemente al abonado del Valencia C.F.
Quieren, no lo dudéis ni un momento, una completa desafección de la afición por su club. Quieren echarnos de Mestalla. Se sentirían más cómodos yendo a un estadio donde solo acudan turistas, aunque eso suponga rebajar los ingresos para la sociedad, ya han dejado claro que las cuentas económicas de la sociedad tienen un limitado interés para ellos. Harían mejor sus negocios en un club sin afición, no la necesitan para su mercadeo. Les molesta.
Así pues Libertad VCF hace un llamamiento a TODA LA AFICIÓN. No salvaremos a nuestro club quedándonos en nuestras casas. Necesitamos fuerza, coraje y lucha. Pero también inteligencia. Tenemos que hacerles ver que nosotros queremos a nuestro club más de lo que ellos quieren a su dinero. No dejemos que nos tiren de nuestra casa. Hagamos de Mestalla su talón de Aquiles. Una garganta que se escuche en todos los rincones. Luchemos con todas nuestras armas. Agrupemos nuestras acciones. Liberemos a nuestro club. Está en nuestras manos. Sintámonos orgullosos de la afición del Valencia C.F.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *